El municipio capitalino multó con $60.000.- a los organizadores de la denominada fiesta “EL ULTIMO PRIMER DÍA” por no contar con una autorización

0
Tras las clausuras realizadas por la dirección de Inspección General por fiestas de “Último Primer Día” que no contaban con ninguna clase de autorización pendiente o presentada ante las autoridades municipales, desde el juzgado de Faltas Municipal a cargo de Silvio Martoccia se confirmaron duras sanciones para los integrantes de la organización de los distintos eventos.
En su momento se clausuraron tres fiestas en el barrio Portal del Norte, la ruta provincial nº4 y un local en la zona de Sumalao. El operativo fue realizado por trabajadores de la dirección de Inspección General, a cargo de Fernando Boneu, en el marco de una serie de procedimientos de rutina y tras ser reportadas distintas denuncias por vecinos de la ciudad.
En esos eventos, los inspectores constataron no sólo la falta de habilitación o autorización para realizar fiestas, sino también el consumo y expendio de bebidas alcohólicas a los adolescentes que participaban de las fiestas.
En vista de estas situaciones claramente irregulares, ahora desde el juzgado de Faltas se dio a conocer que los organizadores de dos de las tres fiestas deberán abonar una multa de 30.000 pesos por cada evento en calidad de sanción.
En los fundamentos del fallo que ya fue notificado a los organizadores, el juez Silvio Martoccia explica que “la conducta desplegada es particularmente grave al estar involucrados adolescentes, no sólo por no pedir la autorización previa a las autoridades competentes sino por permitir el consumo de bebidas alcohólicas sin ningún tipo de supervisión, guarda o resposable de los mismos, creando un ambiente propicio para excesos y descontrol, poniendo en inminente peligro la integridad física de los concurrentes”.
En esta línea, el juez agregó que también se debe tener en cuenta que no sólo se ha violado el deber formal de solicitar autorización sino que tampoco se presentó documentación sobre los recaudos del caso para realizar eventos, como es el contratar un seguro de resposanbilidad civil, un servicios de emergencias médicas o seguridad, entre otros.
“Fue una situación grave desde todos los puntos de vista. Fue un día en el que este tipo de eventos se realizaba en forma masiva en distintos puntos de la ciudad, y afortunadamente los inspectores municipales pudieron estar a la altura de las circunstancias para llegar a los espacios donde se registraron las peores faltas. Además, debemos destacar la colaboración de los vecinos que también entendieron la gravedad de la situación y brindaron ayuda al denunciar estos eventos”, aseguró el funcionario.
Además, destacó que las sanciones aplicadas son “duras” no sólo por estar en el marco de la normativa vigente, sino también porque deben servir como “medidas ejemplificadoras”.
“Sabemos que la dirección de Inspección General tiene una gran predisposición para realizar inspecciones y brindar las habilitaciones si es que corresponde en cada caso, pero los organizadores de eventos deben ponerse en contacto y realizar todos los trámites formales del caso para evitar esta clase de sanciones”, aseguró Martoccia.
Por otro lado, el funcionario destacó que todavía permanece en análisis la situación de una tercera fiesta clausurada en la zona de la ruta provincial nº4 y cuya resolución se conocerá en los próximos días.
Share.

About Author

Leave A Reply