El PJ prepara un congreso contra la intervención

0

La desplazada conducción del PJ nacional apeló ayer en la Justicia Federal el fallo que intervino el partido y se movilizó a las inmediaciones de la sede en Buenos Aires, mientras prepara un Congreso para el 18 de mayo para resistir la medida adoptada por la jueza federal María Servini de Cubría.
A primera hora de la mañana, el removido presidente del Consejo Nacional del PJ, José Luis Gioja, apeló la intervención del partido, al considerar “político” el fallo de la magistrada, quien tendrá ahora tres días para decidir si concede el recurso del dirigente sanjuanino.

“Es un fallo político. No hay razón administrativa para intervenir el partido”, sostuvo la apoderada del PJ, Patricia García Blanco, quien llevó adelante la presentación judicial junto al abogado Eduardo López y agregó: “El partido funciona con sus órganos competentes. El fallo habla de elecciones perdidas”.

El martes, Servini de Cubría decidió intervenir al PJ nacional a raíz de un pedido de tres afiliados y dirigentes sindicales, entre ellos el miembro del triunvirato de la CGT Carlos Acuña, y designó para la tarea al líder de los gastronómicos, Luis Barrionuevo.

Una vez cumplido el trámite judicial, la desplazada conducción del PJ se reunió ayer en la sede de la Fundación Findel del barrio porteño de San Telmo, con la presencia del presidente Gioja y otros integrantes de la conducción como el vice Daniel Scioli, Fernando Espinoza, Daniel Menéndez, Alberto Rodríguez Saá, Víctor Santa María, Antonio Caló, Verónica Magario, Juan Manuel Abal Medina, Fernando Gray, Leonardo Nardini, Sergio Urribarri, Julián Domínguez, Gabriel Mariotto, Beatríz Rojkés de Alperovich, Pablo Moyano y Omar Plaini.

Allí, la mayoría de los dirigentes tomaron la palabra y todos coincidieron en calificar el fallo judicial como una “intromisión” en la vida democrática del PJ, además de sugerir que el macrismo había estado detrás de la medida con la mira puesta en las elecciones del año próximo, por lo cual exhortaron a lograr “la unidad” del peronismo para esos comicios.

El dato saliente fue que si bien Gioja destacó el apoyo de representantes del PJ de casi todas las provincias (solo no llegaron respaldos de Córdoba y Salta), el único gobernador que estuvo en la reunión fue el puntano Rodríguez Saá.

Sobre el final de la reunión, Gioja volvió a tomar la palabra y confirmó que se iban a desplazar de inmediato hacia las cercanías de la sede del PJ de Matheu al 130, ya ocupada por hombres de Barrionuevo, donde desde hacía horas estaban concentrados militantes y afiliados. Poco después los dirigentes, a los que se sumaron Axel Kicillof y Héctor Recalde, llegaron a esa esquina, pero de inmediato se desplazaron un poco más cerca de la sede partidaria, hasta la intersección de Matheu e Yrigoyen, donde estaba ubicado un vallado que impedía llegar al edificio del PJ, y allí montaron un acto en el que hablaron Gioja, Menéndez y Magario.

El ex gobernador de San Juan y actual diputado dijo que no se la van a “hacer fácil” a Barrionuevo, designado interventor, y remarcó que va a “agotar todas las vías” judiciales para revertir la decisión de Servini de Cubría y mantener a la conducción elegida en 2016.

“¡No vamos a ir a esa sede porque esa sede ya la tomaron ellos! ¡Pero no hace falta porque acá hay amigos y amigas que las tienen bien puestas, que no van a bajar los brazos y nos van a acompañar hasta el final!” apuntó Gioja.

Por su parte, la intendenta de La Matanza, Verónica Magario, confirmó la convocatoria al máximo congreso partidario para el próximo 18 de mayo para “ratificar a toda la conducción”, a pesar del fallo de la jueza electoral.

“A la intervención la consideramos nula si bien vamos a acatar cada fallo judicial”, agregó por su parte el presidente del PJ bonaerense.

Rechazo de los gobernadores peronistas

Los gobernadores peronistas rechazaron la intervención al Partido Justicialista a través de un documento. Solo el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, no adhirió al posicionamiento  y, por el contrario, consideró que la medida permitirá la normalización del partido.

“Vemos con preocupación la intervención del Partido Justicialista Nacional, en el entendimiento de que no hay motivos para tal decisión. La medida cautelar aparece sorpresiva y arbitraria, desprovista de los elementos esenciales y propios de toda cautelar, tales como: verosimilitud de derecho por parte de quien la invoca y peligro en la demora”, señala.

“No se puede ordenar una medida de tal gravedad institucional solo bajo la invocación de una supuesta crisis interna y efectuando consideraciones de neto corte político coyuntural, como los resultados electorales obtenidos, sin detener su análisis en el entorno jurídico de procedencia”, agregan los mandatarios.

“El Partido Justicialista nacional tiene sus autoridades elegidas, de la que formamos parte la mayoría de los gobernadores peronistas, mediante los mecanismos legales establecidos en su Carta Orgánica y la medida dictada se erige arbitrariamente por encima de las garantías constitucionales, poniendo en serio riesgo la institucionalidad y lo que es más grave, el proceso interno de los partidos políticos como base de nuestra Democracia”, indica.

Share.

About Author

Leave A Reply